lunes, 30 de julio de 2007

Barriendo Akihabara (no literalmente) - Parte 2

Siguiendo donde estaba, subiendo las escaleras al siguiente piso llegamos al K-Books. En esta tienda, que ocupaba todo el piso prácticamente, estaba dividida en dos mitades: una con mangas, guías de juegos, doujinshis y demás material en papel y otra más variada con merchandising variado (tazas, creo que había alguna figurita también), juegos doujin y hgames (<ironía>¿¿en Akihabara?? qué raaaaroooo...</ironía>) y hasta una funda para almohada del amor de Windows XP-tan por casi 30.000 yenes. En fin...

También habían cosas más normalitas, tipo bandas sonoras de animes/juegos (Kevin, aquí tenían la del Espgaruda 2 por 10.000) y discos de JPop. La verdad es que dada su variedad no es un mal sitio a visitar al llegar. Sintiéndolo mucho fotos no tengo porque como os imaginaréis estaba prohibido sacarlas, y aunque no suelo hacer mucho caso a esas restricciones la verdad es que la tienda estaba frecuentada y resultaba difícil hacerlo con un mínimo de discrección.

Por cierto y aunque no viene al caso, mientras escribo esto acaba de ponerse a llover en plan "abrir el grifo de la ducha". En apenas un segundo se ha puesto a llover a lo bestia. Si es que aquí ni el tiempo tiene sentido...

Bueno, volviendo al tema. Más arriba en ese mismo edificio se podían encontrar más tiendas de figuritas y algunas de maquetas también. En concreto en el último piso había una tienda que vendía figuritas y materiales para muñecas que me llamó mucho la atención. Tenían unas figuritas de Mai Hime que eran simplemente IMPRESIONANTES. De hecho ahí no pude resistir la tentación y aprovechando que había menos gente saqué algunas fotos, aunque se refleja demasiado la luz en el cristal:



De hecho la Mai de negro estaba especialmente currada. Tenía hasta el Kagutsuchi en negro también y todo:
Eso sí, miedo me da pensar cuánto puede valer una de esas dos. También tenían otras figuras de la serie y de la segunda parte Mai Otome Hime y estas sí os puedo decir que aunque algunas rondaban los 10.000 yenes habían otras que valían cerca de 25-30 mil yenes... (la de Nina Wong por ejemplo, que no está en la foto).
En fin, aunque no se de qué me sorprendo: en el Mandarake de Nakano llegué a ver una figura de Zodd de Berserk que valía más de 100.000 yenes. No tengo foto así que dejo vía libre a vuestra imaginación...

Y todo esto (y lo de antes) en un sólo edificio. En las plantas bajas de esa zona también podréis encontrar estrechos pasillos llenos de multitud de tenderetes de material electrónico de todo tipo. Desde los conectores que quieras, multímetros, diodos y resistencias hasta cables de todo tipo. Yo no entiendo demasiado del tema aunque el otro día fui con uno de Nokia que necesitaba comprarse unas cuantas cosas para el curro y me iba diciendo lo que íbamos viendo.

De hecho aquí hay una fotico de este sábado pasado: el colega Javi comprando clavijas.

Y por último para este post. ¿A que no sabéis que me encontré también este sábado por allí? Pues esto... (visto lo visto ya no me sorprende).

¿Os suena?

4 comentarios:

Artus dijo...

Jodo que cansinos con el Dokidoki ese de las narices XD
Yo tengo que rehacerme la lista de las cosas que quiero, y llevarmelos escrita, y apuntarme cada día precios y sitios, para comprar con cabeza :P

Emil·li dijo...

Tío, el viernes pasao actuaron The Cure en Japón después de no sé cuantos años q no iban allí, y se ve q se armó una buena. Fueron más de 30.000 personas a verlos, casi na. ¿No has visto nada de eso? Si ves algún cartel del concierto x la calle cogémelo x favor!! :P

Emil·li dijo...

Bueno, casi q mejor cógemelo xDDD

Shirokuroneko dijo...

Pues siento decirte que no he visto un sólo cartel, ni siquiera por Shibuya o por Roppongi. De hecho ahora que lo dices creo que no he visto ningún cartel publicitario en ninguna parte: los únicos eran de las elecciones y estaban puestos en paneles especialmente dedicados con sus numeritos correspondientes.

Me da que no voy a ver ninguno a estas alturas, pero si encontrase alguno o algo relacionado que te pudiera interesar te lo cogeré.