lunes, 9 de julio de 2007

Obento y comidas regionales

Os presento mi cena de hoy:

No se lo que es ni tampoco me importa demasiado, pero tiene buena pinta, la puedes comprar en casi cualquier sitio y valía tan sólo 398 yenes (suelen valer entre 300 y 600). Es ideal si no quieres complicarte la vida cocinando o si vas de paso a algún sitio y quieres llevarte algo para comer. Además no están tan mal, aunque cuando llevas unos días empiezan a cansar xD.

La verdad es que una vez abierto tiene mejor pinta:

Cambiando un poco de tema, hoy hemos comido en un restaurante de comida típica de Okinawa. La verdad es que la comida no estaba mal, creo que repetiré alguna que otra vez ya que además está muy cerca del trabajo. Yo me pedí una especie de verduras fritas con soja por ahí que te dan con un poco de arroz y algo que parecía sopa de miso. Otro compañero se pidió algo que creo que se basaba en carne de cerdo y tenía bastante buena pinta. Tomo nota para la próxima vez.

Lo que sí que se me ha quedado metido en la cabeza es la taladrante música tradicional de Okinawa. Aquello parecía una mezcla entre un crío de 3 años tocando un koto a voleo (o algo parecido) y alguien que más que cantar parecía que hubiese pisado a un gato, todo a ritmo de continuos golpes a vete tú a saber qué. Al principio no molesta, incluso parece curiosa. Pero cuando llevas ya un rato... Pobrecillos los del restaurante, que están todo el día allí con esa música puesta.

1 comentario:

Emil·li dijo...

Oye, en las oficinas se trabaja? Quiero decir... ¿hay en ellas algo más a parte de mandos de consola? xDD