jueves, 12 de julio de 2007

Paseando por Shibuya (parte 1)

Hace justo una semana después de salir del trabajo allá sobre las 7 y pico aunque tenía pensado ir otra vez a Akihabara sólo por ver cuántos atrapados hacían cola para comprarse el Dokidoki Majo Shinpan (os dedicaré un post sobre esto próximamente) la verdad es que era ya un poco tarde para ir teniendo en cuenta que desde Meguro estoy a unos 23-25 minutos de Akihabara y que casi todas las tiendas cerraban a las 8. Así que ansioso por visitar algo que no hubiera visto decidí darme una vuelta por Shibuya que estaba a tan sólo 2 paradas de la yamanote y donde también había un Mandarake que visitar. Así que me puse en marcha y en apenas 5 minutos estaba allí, buscando la salida de la parada que daba al perro Hachiko (luego os daré algunos detalles sobre esto).

La verdad es que la primera impresión que te llevas al salir de la estación es bastante impresionante:

Eso sí, os aviso que es un frecuente punto de reunión, por lo que está abarrotado de gente como podéis ver. De hecho esta salida da directamente al famoso paso de peatones que se cruza también en diagonal y que aparece en numerosos animes y varias películas.


La verdad es que aquello es digno de ver, y no sólo por el cruce, sino también por lo impresionante que pueden ser las calles, llenas de edificios altos con luces por todas partes, y también por las curiosas pintas que lleva la gente allí. Si además queréis ver unas cuantas japonesitas monas desde luego este es vuestro lugar.

De hecho ayer mismo fui a Shibuya otra vez, solo que esta vez fue porque necesitaba un adaptador de PS2 a USB para un teclado y la tienda más cercana del curro era la Big Camera que hay cerca de la estación. Curiosamente mientras buscaba el adaptador vi un par de diccionarios electrónicos japonés <-> inglés (a ver si encuentro alguno japonés <-> español que me vendría bastante bien) y a un par de japonesas que para probarlos se dedicaban a buscar fuck y suck en ellos.

Volviendo a lo que iba, después de la impresión inicial y de perderme un poco por las calles de Shibuya intenté dirigirme al Mandarake, ya que no quedaba apenas tiempo antes de que cerrasen. A lo largo de mi errante camino hacia la tienda (me equivoqué un par de veces de calle) me encontré con esto y no pude evitar hacerle una foto:


A este no, pero la verdad es que ya he ido a un restaurante español aquí en Tokyo, y os puedo decir que los menús son un batiburrillo de las costumbres cuinarias españolas acompañadas con pan o arroz a elegir, imágenes de toros y sevillanas y música de flamenco de fondo. Todo un espectáculo xD.

Al final encontré el Mandarake, aunque eran ya las 8 y no sabía si habrían cerrado ya o qué. La entrada eran unas escaleras que bajaban de aspecto bastante tétrico, pero como vi que salía uno y yo al menos no había ido para nada decidí bajar a ver. Insisto en el aspecto tétrico de las escaleras. Parece que estés bajando al inframundo friki, lejos de las luces, el color y las japonesas de fuera y te adentrases en un mundo oscuro, frío y solitario. Y de hecho viene a ser algo así. Pero como una imagen vale más que mil palabras os dejo una foto de las escaleras.


Luego descubrí que también había ascensor, pero si lo llego a decir antes no habría dado tanta impresión xD. De dentro me temo que no tengo fotos porque como suele pasar en este tipo de tiendas no permiten hacer ningún tipo de foto y además lo suelen vigilar. En concreto esta tienda tenía muuuchos mangas. También alguna que otra figurita y juegos viejos, pero sobretodo papel. Una cosa a la que quise hacerle foto pero no pude era a un disfraz de la del Beat Angel Escalayer, un hentai game que se hizo bastante popular en Japón (y que desfasaba bastante por cierto) por unos 22500 yenes. Aunque después de lo de Akihabara no se como aún me sorprendió algo.

Apenas tuve tiempo de ver mucho ya que la tienda iba a cerrar enseguida, aunque tampoco tuve la impresión de que hubiera mucho que ver. Me dirigí a la salida del ascensor ya que cerraron la otra (ahí fue cuando la descubrí) y mientras esperaba vi cartelitos de concursos de cosplays con fotos y una máquina de bebidas que vendía zumo de naranjas de Valencia. Pero como estaba dentro del recinto de nuevo no podía hacer ninguna foto (>_<).

Una vez fuera del local decidí pasearme un rato sin rumbo fijo y ver aquello un poco antes de volverme a casa, así que simplemente eché a andar. Y a partir de aquí seguiré en el post siguiente...

1 comentario:

Indeep dijo...

Buenas! Buen blog, un placer leerlo!

Yo he estado en Casa del Bueno!

Un sitio recomendable para recordar la comida española, aunque algo caro y con raciones muy pequeñas.

Pero lo mejor fue el gran Pepito, un japonés de ese bar que habla español perfectamente y que con ese gracioso apodo nos hizo pasar un rato formidable contándonos todo tipo de anécdotas. Un tio muy enrollado.

Un saludo!