miércoles, 4 de julio de 2007

Primera visita a Akihabara (parte 1)

Siguiendo donde lo dejé después de comprarme el pase del metro decidí aprovechar para probarlo dándome una vuelta rápida por Akihabara. Serían las 6 pico de la tarde si no recuerdo mal, y las tiendas cerraban entre las 7 y las 9, por lo que no tenía tiempo que perder. Me subí en un tren de la yamanote en dirección Tokyo, Ueno y me puse a esperar intentando memorizar las paradas por las que pasaba por si alguna vez tenía que ir a alguna de ellas.

Dentro de los trenes hay un par de pantallas planas arriba de cada una de las puertas (y hay unas 4 puertas por cada lado del vagón, unos 10 vagones... haced cuentas). En una pantalla anuncian en kanji, hiragana y romaji los nombres de las estaciones por las que va pasando, así como el plano de la línea y otra información tipo la prioridad de los asientos o mensajes diciendo que apagues el móvil. En la otra ponen anuncios varios y cosas por el estilo. Me llamaron la atención el horóscopo patrocinado por Playstation y otro anuncio en el que salía un libro escribiéndose y luego aparecía un marcapáginas con super mario de repente que no pegaba nada. También y aunque no viene muy a cuento, desde el tren en la estación de Shinbashi (creo que era esa) pude ver una pantalla de televisión bastante grande donde aparecía una japonesa bailando con orejitas de conejo. ¿Por qué esa obsesión extraña? Como tantas otras me temo que no las entenderé...

En cualquier caso, unos 20 minutos después de salir de Gotanda estaba en Akihabara. Aquí para encontrar la salida de la estación (tiene varios transbordos y puede liar un poco) opté por seguir a unos con una pinta de frikis con su mochilita que echaban para atrás. Uno daba hasta miedo y todo. Y de hecho funcionó, fueron directos a la salida más cercana a las tiendas de Akihabara.

Respecto a aquello... qué puedo decir... Yo creo que me he muerto o algo, porque he visto el paraiso xDD. Habían tantas cosas que mejor voy paso a paso según fui haciendo las fotos. Primero entré en un edificio de arcades. No recuerdo el nombre, pero era Taito nosequé. Allí pude encontrar el que sin duda es el paraiso particular de mi amigo Kewing Darksun, aficionado a los shooters especialmente los de Cave, que habitualmente consisten en una nave que tiene que ir matando otras naves mientras esquiva cientos de bolas y basta con que te toque una para morir. Aquí tenéis un vídeo de uno de estos juegos para que os hagáis una idea. Pues bien, todo esto viene a cuento de que medio piso estaba lleno de recreativas de estos juegos. De hecho ver a un salaryman viciando a un juego de estos y haciéndose combos de millones de puntos (con una gothic lolita por ahí de fondo) la verdad impacta.

Por desgracia en este tipo de sitios no se permiten hacer fotos, pero como se que estáis ansiosos por ver cosas, aún sabiendo que es una falta de respeto y creedme en el fondo me sabe mal, he sacado unas cuantas con el móvil haciendo como que llamaba por teléfono así en plan a escondidas. Lo malo es que al tener que hacerlas así no se ven muy allá, pero bueno.

Varios japos viciando a shooters:

Máquinas con algunos juegos de Cave:

Luego subí un piso más para encontrarme que éste estaba dedicado por completo a los juegos de lucha. Había de todo. Desde los clásicos street fighter a varios guilty gear e incluso juegos muy poco conocidos pero bastante populares allí como puede ser el Melty Blood Cadenza (un doujin game basado en Tsukihime). También recuerdo haber visto un piso dedicado a un extraño juego de cartas de fútbol, donde se jugaba poniendo las cartas de los jugadores sobre un tapete y moviéndolas. Por supuesto también habían típicas máquinas de gancho para coger cosas (desde peluches hasta postales de animes), máquinas de estas que sacan tu foto como una pegatina o típicos arcades tipo DDR o Beatmania. También habían unos cuantos del Taito no Tatsujin (creo que se llama así). La verdad es que con todo lo que vi no me acuerdo bien, tengo que guiarme por las fotos que fui sacando.

Luego me metí en otra tienda de 7 pisos donde tenían un poco de todo. Recuerdo que había un piso entero dedicado a doujinshis hentai (luego vi que de hecho eso era bastante habitual), otro a gundam y en el último, dedicado al cosplay entre otras cosas, encontré esto:


Sí, son almohadas del amor, de estas que tienen personajes de anime desnudos o semidesnudos pintados. A menudo encima son lolitas... aggh!

Después de eso yendo por la calle de repente escucho una música chiptunes (tipo juegos viejos como el super mario) a lo que me giro de repente y encuentro un edificio que contenía una tienda de videojuegos retro en tres de sus pisos. No dudé un instante en subir, de hecho subí con varios otakus (fácilmente reconocibles) en el ascensor hasta la tercera planta: la parte dedicada a la "vieja escuela". Allí habían todo tipo de videojuegos para NES, Megadrive, Master System, SNES y otras cuantas que no llegaron tan siquiera a Europa. También habían consolas a precios irrisorios. Creo recordar que una dreamcast valía 5000 y pico yenes, y si 1 yen es más o menos 1 pta... He de decir también que todo el interior estaba ambientado con más música chiptunes, vídeos de super mario y posters de juegos viejos. Conseguí arreglármelas para hacer también una foto de la tienda desde la puerta, aunque no puede verse mucho.


Y como esto se está haciendo muy largo, más en el siguiente artículo...

3 comentarios:

Kewing DarkSun dijo...

Mi paraiso particular... No lo dudes ni un segundo XDDDDDDDD Entre tantos arcades yo me muero. Francamente, empiezo a tener mis dudas de poder sobrevivr al shock cuando me pase por alli por primera vez. XD

Artus dijo...

DIOOOOSSS!!!! una tienda de juegos retro!!! de cabeza que me tienes que hacer un mapa de donde está, que seguro hay juegos de Saturn y de Dreamcast, mis consolas favoritas.
La pregunta es...
Si yo me pongo a jugar a un DDR... no seria de mala educación hacerme fotos jugando, ya que me fotografias a mi con mi consentimiento ¿no?

Shirokuroneko dijo...

Sí, supongo que sería de mala educación. De hecho la foto de los japos jugando realmente no la hice por ellos, sino por las máquinas para que las viese Kewing (me lo pidió varias veces). Lo malo es que al tener que hacer las fotos en plan a escondidas al final no se vieron muy bien las pantallas...